Gofres de coco y lima

En esta casa somos muy de coco y lima. Nos encanta tanto esa combinación que la estoy explotando en todas las recetas posibles. Muffins de coco y lima, bizcocho de coco y lima, galletas de coco y lima… En el sur, el calor se empeña en no abandonarnos y sigue siendo un acto suicida encender el horno. Así que nada de recetas horneadas todavía por lo que aplicado la pareja de ingredientes en unos gofres.

Ingredientes para 7 u 8 gofres pequeños:

  • 1 huevo
  • 50 g de azúcar blanco
  • 60 g de aceite de girasol
  • 1 lima
  • 30 g de coco rallado
  • 120 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1/4 cucharadita de sal fina
  • 100 ml de bebida vegetal (yo he usado de almendra porque es la que tenía pero de coco le iría fantástica)

Elaboración:

Poner en un bol mediano el huevo, el azúcar y el aceite y batir ligeramente con unas varillas. En esta ocasión lo he hecho con aceite de girasol para que no aporte sabor y puedan apreciarse los ingredientes principales. Rallar la lima sobre la masa y luego exprimir su zumo, que también se incorporará en este momento.

Echar el coco y remover para que se vaya hidratando. Con un colador, tamizar aproximadamente la mitad de la harina, la levadura y la sal sobre la mezcla y remover con las varillas. Incorporar la leche vegetal y mezclar. (Por supuesto, si no sois intolerantes a la lactosa podéis usar leche de vaca en la receta). Añadir el resto de la harina, tamizándola tambien, y volver mezclar hasta que todo quede incorporado y con el siguiente aspecto:

Dejar reposar la masa en el frigorífico. Con una hora será suficiente pero puede ser más rato si os viene mejor hacerlo en dos tiempos. Yo preparé esta masa antes de comer y cociné los gofres para merendar. Una vez reposado todo, precalentar la gofrera siguiendo las instrucciones del fabricante o vuestra experiencia con el aparato.

Para sacar gofres pequeños yo pongo dos cucharadas de masa en cada hueco (con mi gofrera se pueden hacer dos gofres rectangulares). Ya es cuestión de gustos cómo repartir la masa. Una vez que estén doraditos, sacarlos con cuidado y un par de paletas de madera y dejarlos enfriar sobre una rejilla metálica.

¡Y ya tenemos gofres para unos días! El hacerlos pequeños es para que sirvan de bocado dulce a media tarde. Como esta masa congela muy bien, es posible tenerlos en una bolsita e ir sacándolos de uno en uno a medida que vayan apeteciendo.

Read Next

Pan de remolacha

¡Estoy dándolo todo con los panes! En casa intentamos que no nos falte el pan casero así que…