Gofres de chocolate

Pero qué riquísimos están los gofres. Debería prepararlos más a menudo. Puede dar pereza si no hay mucha gente que los vaya a comer pero os aseguro que merece la pena preparar la masa, hacer seis o siete gofres pequeños y guardar cinco en el congelador envueltos en film transparente de forma individual para darle cariño a tu yo del futuro por las tardes.

Por aquí ya tengo una receta de gofres pero he tenido que modificarla para adaptarla a los tiempos sin lactosa. En este caso también he añadido un punto de cacao para hacerla todavía más interesante. Estas son las cantidades mínimas pero si sois varios en casa no dudéis doblarlas.c

De paso, además de fardar de que tengo una gofrera, voy a fardar de mis nuevos cacharritos medidores. Tengo varios juegos de cucharas, a cual más monas, pero echaba en falta un kit de taza, media taza, tercio de taza y cuarto de taza para medir apropiadamente recetas americanas. Los encontré esta navidad en A Loja do Gato Preto y además, con descuento.

Ingredientes para 7 gofres pequeños:

  • 1 huevo
  • 50 g de azúcar moreno
  • 60 g de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 125 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1/4 cucharadita de sal fina
  • 100 ml de bebida vegetal de coco (aunque serviría cualquier otra)
  • 10 g de cacao puro en polvo

Elaboración:

Poner en un bol mediano el huevo, el azúcar, el aceite y el extracto de vainilla y batir ligeramente con unas varillas. Puede hacerse con aceite de girasol para que aporte menos sabor pero particularmente me encanta la combinación del aceite de oliva (que yo usé uno bastante potente) y el chocolate.

Usando un colador (si como yo no tenéis un tamiz de verdad), tamizar aproximadamente la mitad de la harina, la levadura y la sal sobre la mezcla y remover con las varillas. Incorporar los 100 ml de leche vegetal y mezclar. Añadir el resto de la harina y el cacao tamizados y volver mezclar hasta que todo quede incorporado.

Dejar reposar la masa en el frigorífico entre media hora y una hora. Pasado ese tiempo, precalentar la gofrera. Mi gofrera va de intensidad 1 a la 5. En este caso la he puesto al 2 ya que es mejor que se hagan más lentamente debido a la fluidez de la masa pero cada aparatejo es un mundo y es mejor dejarse guiar por la experiencia. Para que no salgan demasiado grandes he puesto dos cucharadas de masa en cada apartado (la mía hace gofres rectangulares). Tras sacarlos, es conveniente dejar enfriar los gofres sobre una rejilla para que no se humedezcan.

Recién hechos están buenos. Guardados en el frigo al día siguiente están buenos. Sacados del congelador están buenos. ¿A qué estáis esperando para haceros con una gofrera? 😀

Read Next

Peras al vino blanco

Ingredientes: 6 peras pequeñas partidas a la mitad 2 ramas de canela 1 rama de vainilla 1 vaso…

Tarta de ciruela

Ingredientes: 400 ml de leche 60 g de azúcar cáscara de limón canela en rama 2 huevos 40…