Noodles de trigo sarraceno con pollo y brócoli

Ayer me animé a hacer fotos sobre la marcha mientras preparaba unos noodles para la comida. He de reconocer que es bastante estresante y que dejas la cocina mucho más caótica de cuando no haces fotos, porque puedes ir limpiando y recogiendo a la vez pero sabía que el plato iba a quedar vistoso y decidí que merecía la pena.

Ingredientes para una ración:

  • aceite de oliva
  • unas tiras de pollo
  • sal
  • pimienta molida
  • media cebolla grande
  • unas ramitas de brócoli
  • un manojo de noodles de trigo sarraceno
  • un chorreón de vino blanco
  • agua de hidratación de setas (o caldo de pollo, que sé que lo del agua de las setas es muy cool)
  • salsa de soja

Elaboración:

Una vez esté todo troceado de la forma en la que están los ingredientes (es decir: el pollo en tiras, la cebolla en juliana y el brócoli en arbolitos más o menos pequeños), poner a calentar una sartén y tras añadir un poco de aceite de oliva, saltear a fuego fuerte el pollo, salpimentándolo antes de retirarlo.

Reservar el pollo en un plato y echar la cebolla, salteándola también a fuego fuerte. Cuando se haya ablandado un poco, poner el brócoli, saltear, bajar a fuego medio, tapar la sartén y dejar cocinar unos minutos.

Mientras, poner a hervir agua en una ollita. Cuando rompa a hervir, meter los noodles de trigo sarraceno y tenerlos allí 3 minutos. ¡Superimportante! ¡Sólo tres minutos para que no nos queden pasados! Una vez transcurrido el tiempo, escurrir la pasta.

Cuando nuestro brócoli se haya ablandado un poco pero aún siga verde y crujiente, añadir el pollo de nuevo a la sartén y cocinar junto con la verdura unos minutos más, con la tapa puesta.

Es el momento de añadir los noodles. Subir la intensidad del fuego y justo después, verter el vino blanco, la salsa de soja y el caldo. Si como yo teníais congelados unos vasitos de agua de hidratación de unas setas, aprovechadla, que le da un sabor espectacular. Cocinar a fuego fuerte hasta que se haya evaporado la mayor parte del caldo y quede una salsita interesante.

¡Y ya está! Esta receta se prepara rapidísima y es un plato muy completo y delicioso que admite muchas variantes. (Y aunque he puesto unos palillos para que quede guay en las fotos es más fácil comerla con tenedor).

Read Next

Gofres de chocolate

Pero qué riquísimos están los gofres. Debería prepararlos más a menudo. Puede dar pereza si no hay mucha…

Galletas de coco

De un tiempo a esta parte hago galletas más a menudo que bizcochos o magdalenas. Se preparan rápido,…

Crema de calabaza de Carabiru

Yo era ultrafan del puré de verduras. Ese superverde con mogollón de calabacín, y espinacas, y sus quesitos……