Galletas de chocolate y pimienta rosa

¡Sigo con las galletas! He de confesar que soy una devoradora de ellas. Me encantan todas. Hasta las integrales-casi-de-cartón me gustan. Son perfectas para un bocado energético de media mañana o como aliciente para empezar el trabajo del turno de tarde. El problema es que desde que la lactosa marca mi dieta muchas de las que encuentro en el mercado están vetadas para mí. Así que además de las que encuentro comestibles (punto para Gullón, que si no lo requiere expresamente la receta no incluye lácteos en sus galletas y tiene una amplia variedad) en el súper me gusta hacerlas en casa e ir probando sabores nuevos. Hoy me aventuro con el chocolate y la pimienta rosa, combinación interesante y aromática que es una delicia.

Ingredientes 20 galletas aproximadamente:

  • 125 g de azúcar (aquí usé blanco pero con moreno, aún más rico)
  • 1 cucharada de azúcar avainillado
  • 100 g de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 225 g harina
  • 1 cucharada de levadura química
  • una pizca de sal
  • 50 g de chocolate negro
  • 2 cucharaditas de pimienta rosa

Elaboración:

En un bol, batir el azúcar normal, el avainillado, el aceite y el huevo con unas varillas hasta obtener una pasta cremosa. Añadir la harina (no hará falta tamizar), la levadura y la sal y remover poco a poco con una paleta hasta que se haya humedecido la harina y quede integrada. Al principio la masa parece tener una textura rara pero poco a poco y amasando un poco al final, se obtiene una masa lisa y un poco pegajosa. Hacer una bola con la masa, tapar el bol o envolver con film transparente y dejar reposar en el frigorífico al menos una hora. Esto ayudará con la textura de la galleta al hornear.

Pasada la hora, precalentar el horno a 190 ºC aproximadamente. Digo aproximadamente porque cada horno es un mundo. Es posible que en el tuyo debas poner 180 o 200 ºC, y si haces varias hornadas, tengas que bajar 10 grados la temperatura porque se dorarán más, o que el tiempo varíe ligeramente. Sólo es cuestión de estar atento al color que van cogiendo las galletas.

Después de toda la cháchara y mientras se va calentando el horno, picar con cuchillo el chocolate en trozos pequeños (las gotas de chocolate son para cobardes) y machacar la pimienta rosa en un mortero. Forrar una bandeja de horno con papel sulfurizado e ir colocando en ella pequeñas porciones de masa separadas entre sí. Aplastar un poco y añadir por encima unos trocitos de chocolate y un par de granos de pimienta sobre cada galleta. ¿Cuánto chocolate? Al gusto, pero no seáis ansias y dejad que se vea un poco de galleta por los bordes.

Hornear a 190 ºC durante aproximadamente 15-18 minutos, hasta que las galletas comiencen a dorarse. IMPORTANTE: el color de las galletas manda sobre el tiempo orientativo de horneado. Si tu horno calienta como el demonio aunque lo hayas puesto a 190 y a los 13 minutos las galletas tienen color dorado como de haber estado una semana en la playa… ¡SÁCALAS YA!


(Galletas antes de entrar en el horno).

Ya fuera del horno, poner las galletas sobre una rejilla mientras se enfrían. Así no se condensará vapor bajo ellas y no se ablandarán. Estas tardan en enfriarse más que otras, bueno, la galleta no, los trozos de chocolate que llevan por encima así que paciencia, y cuando se haya endurecido, hay guardar las galletas en una caja cerrada para quitarlas de la vista y no comerlas compulsivamente hasta que se acaben. Así aguantan varios días. A la vista no creo que lleguen al día siguiente.

Si cocinas para uno no pienses que no puedes hacer esta receta. ¡Las galletas caseras se pueden congelar! Yo lo he probado y es un buen recurso para cuando has horneado a lo loco y no quieres zampártelo todo del tirón o esperabas visita pero te han dejado plantado. Para tenerlas listas en la merienda sólo hay que sacarlas un ratillo antes del congelador y esperar a que cojan temperatura.

Read Next

Mermelada de fresa

La lista de mermeladas que he preparado con éxito va aumentando y aún tengo pendiente dejar por escrito…

Bizcocho de coco y lima

Quizá os suene haber visto anteriormente por aquí esta combinación de sabores. Los muffins de coco y lima…

Galletas de coco

De un tiempo a esta parte hago galletas más a menudo que bizcochos o magdalenas. Se preparan rápido,…