Magdalenas de pera y cardamomo

Hace unos días Blanca Espigares dedicó unas palabras preciosas a este blog y a mi trabajo en general que me emocionaron muchísimo. En espera de poder invitarla a merendar en un futuro próximo, le regalo esta receta de magdalenas de pera y cardamomo. Son ligeras, aromáticas, tienen un sabor y textura muy delicados y no empalagan. Estoy segura de que le gustarían.

Ingredientes para 9 magdalenas medianas:

  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de aceite de girasol
  • 1 pera (de la variedad Conferencia, en mi caso)
  • 3 ó 4 semillas de cardamomo
  • 120 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • una pizca de sal

Elaboración:

Separar las claras de las yemas de los huevos. Montar las claras a punto de nieve con unas varillas (a mano o eléctricas) hasta que estén bien firmes y al inclinar el recipiente no se escurran. Reservar.

En un bol, batir las yemas con el azúcar también con varillas hasta que la mezcla haya aclarado su color y aumentado de volumen. Poner el aceite y batir.

Pelar y trocear la pera en cubitos pequeños. Abrir las semillas de cardamomo y machacar en un mortero las semillitas oscuras que contienen en su interior (con tres semillas se consigue un aroma y sabor sutil pero si os gusta esta especia podéis usar cuatro o cinco semillas). Añadir la pera y el cardamomo a la masa y mezclar con una paleta.

Tamizar la harina, la levadura y la sal sobre la masa y remover con una paleta sólo lo necesario hasta que la harina quede integrada. Por último, poner las claras montadas con el resto de la masa, mezclándolas suavemente con movimientos envolventes intentando que no se bajen demasiado.

Cubrir el bol con un film transparente y dejar reposar la masa en el frigorífico durante al menos 1 hora.

Precalentar el horno a 210 ºC. Repartir la masa en cápsulas de magdalena medianas llenando hasta 3/4 partes de su capacidad. Opcionalmente, se puede espolvorear un poco de azúcar en grano sobre las magdalenas para que resulten con una costra fina crujiente. Hornear a 210 ºC durante 10 minutos, bajar la temperatura a 190-200 y hornear otros 5-10 minutos más hasta que las magdalenas estén doradas. Tras sacarlas del horno, dejarlas enfriar sobre una rejilla.

Read Next

Focaccia con sal y romero

Hace tiempo que llevo queriendo publicar la receta de la focaccia. Sobre todo porque este blog es más…