Rollos de canela

Llevaba muchísimo tiempo queriendo preparar cinnamon rolls. Y cuando digo muchísimo digo desde marzo de 2011, que Victòria (aka Clea) me pasó esta receta. Aprovechando que el día 29 de septiembre fue el cumpleaños de mi mamá me puse manos a la obra un par de días antes y comencé a preparla. Aunque la elaboración es larga, no es nada complicada. Sólo hay que prever con antelación cuándo se van a degustar los rollitos.

Ingredientes para unos 14 rollos de canela:

Para la pasta base:

  • 397 g de harina de fuerza
  • 7 g de sal
  • 43 g de azúcar
  • 7,7 g de levadura seca instantánea de panadero (para usar levadura fresca, 10 gramos de fresca equivalen a 3 de seca; calcular según este dato)
  • 56 g de mantequilla sin sal, fundida
  • ralladura de 1/4 de limón
  • 240 ml aproximadamente de leche entera o semidesnatada

Para el relleno:

  • 22 g de canela molida
  • 85 g de azúcar
  • pasas o nueces (opcional; yo no las puse)
  • 15 g de mantequilla fundida

Para el glaseado:

  • 30 g de queso crema
  • 60 g de azúcar glas
  • 1/4 de cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de leche

Elaboración de la pasta base:

Para elaborar la pasta base hay que tener en cuenta que la cantidad de harina es fija y la cantidad de leche aproximada. Es recomendable partir de 200 ml y añadir si según se vea que absorbe la harina puesto que cada tipo de harina absorbe el líquido de forma distinta.

En un bol, mezclar todos los ingredientes disolviendo previamente la levadura en el líquido. Revolver bien todo durante 1 minuto. A continuación, sacar del bol y amasar a mano o a máquina durante 4 minutos, añadiendo más leche según la absorba la harina. La masa resultante tiene que quedar suave y ligeramente pegajosa.

Reposar unos minutos y seguir amasando un par de minutos más hasta que la masa quede bien fina y deje de estar pegajosa.

Cuando se termine de amasar, dar forma de bola. Colocar la bola de masa en un recipiente cubierto con papel film y mantenerla en la nevera durante un día mínimo y máximo 4 días.

Para preparar los rollitos, retirar la masa de la nevera unas 3 horas antes de hornearla. Habrá que sacarla del recipiente, cubrirla con papel film y dejarla a temperatura ambiente durante 20 minutos. Pasado este tiempo, estirar la masa con un rodillo hasta formar un rectángulo de entre 1/2 y 1 cm de grosor.

Elaboración del relleno:

Untar la superficie del rectángulo con la mantequilla fundida y repartir bien la mezcla de canela y azúcar por encima, cuidando de dejar un margen en uno de los extremos largos para sellar la masa. A continuación, enrollar la masa sobre sí misma y sellar.

Cortar rodajas con un cuchillo afilado (espesor al gusto) y colocar los rollos en el molde en que se vayan a hornear. Vaporizar sobre ellos un poco de aceite vegetal, cubrirlos con papel film y dejarlos levar a temperatura ambiente durante unas 2 horas, hasta que la masa se expanda y doble su volumen.

Horneado y glaseado:

15 minutos antes de que terminen las dos horas, precalentar el horno a 180 ºC. Hornear los rollos de canela unos 20 minutos o hasta que estén dorados por encima.

Para el glaseado, batir el queso, el azúcar y la vainilla con un tenedor hasta que quede homogéneo y sin grumos. Añadir la leche y mezclar. Servir por encima de los rollos, sacar uno de la bandeja, degustar y morir de ricura.

Read Next

Magdalenas de pakistaní

¡Sigo con las recetas de meriendas sin lácteos! Usar bebidas vegetales es una buena alternativa a la leche…
Gofres con especias

Gofres con especias

O gofres navideños, porque son perfectos para estas fechas acompañadados de una infusión calentita. Sé que ya habéis…

Brioches trenzados

Ingredientes para 4 brioches de unos 80 g cada uno: 200 g de harina de fuerza 30 g…