Tarta de manzana

O más bien… Una tarta y una mini tarta de manzana para disfrutar en petit comité. Los moldes desmontables que tengo son un juego pequeño así que preparé a la vez en el horno una tarta de 17,8 y otra de 12,7 cm de diámetro (7 y 5 pulgadas respectivamente). Con estas cantidades da perfectamente para un molde circular de 22 cm de diámetro o incluso un poquito más grande.

He preparado antes distintas variantes de esta tarta (aunque no están publicadas) pero creo que he dado con la definitiva. Gracias a la receta de Mr.Salvaje la base de galleta ha quedado de muerte y le da el punto y aroma perfecto al conjunto.

Ingredientes:

para la base de galleta:

  • 1 huevo
  • 125 ml de aceite de oliva
  • 190 g de azúcar moreno
  • 140 g de harina integral
  • 140 g de harina de repostería
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 2 semillas de cardamomo molidas (sólo el interior de las vainas)

para la crema pastelera:

  • 250 ml de leche (si tienes algún intolerante entre los invitados, usa leche sin lactosa)
  • una rama de canela
  • un poco de cáscara de limón
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 2 huevos medianos
  • 60 g de azúcar moreno (si quieres una crema más clarita, usa azúcar blanco)
  • 20 g de harina fina de maíz (maizena)

resto de ingredientes:

  • 2 manzanas golden o reinetas
  • 2 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de azúcar blanco
  • 1 hoja de gelatina pequeña

Elaboración de la base de galleta:

Precalentar el horno a 170 ºC.

En un bol mezclar el huevo, el aceite y el azúcar. Aparte, mezclar los dos tipos de harina, la levadura, la canela y el cardamomo. Añadir la harina a la mezcla líquida y remover con una paleta hasta que esté integrado. Quedará una masa harinosa.

Cubrir el fondo de un molde metálico desmontable con papel de hornear y repartir la masa, levantándola un poco por las paredes para que la tarta tenga borde. Hornear durante 15 minutos aproximadamente (no será necesario que esté completamente hecha porque luego volverá a entrar al horno).

Elaboración de la crema pastelera:

Calentar la leche con la canela, la corteza de limón y la vainilla, sin que llegue a hervir. Aparte, mezclar en un bol la harina de maíz, el azúcar y el huevo, batiendo con ayuda de unas varillas.

Retirar los aromatizantes de la leche e incorporar la mezcla del bol. Llevar a ebullición a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese. Retirar del fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente en un cuenco. Cuanto esté templada, cubrir con film transparente tocando la superficie de la crema para que no se forme costra.

Montaje final:

Una vez atemperada la crema, verterla sobre la base de galleta. Pelar y cortar en láminas finas las manzanas y ponerlas sobre la crema. Hornear a 200 ºC durante 15 ó 20 minutos más hasta que la manzana se ablande y se empiece a dorar por los bordes, con cuidado de que no se queme la galleta.

Para decorar la tarta se preparará un almíbar ligero (ouch, a mí se me olvidó en estas tartas). Poner la gelatina en agua fría para que se ablande (la gelatina no es estrictamente necesaria; si no tienes en casa espesa un poco más el almíbar). Cocer las dos cucharadas de agua con las dos cucharadas de azúcar durante unos minutos sin dejar de remover. Añadir la gelatina y seguir removiendo hasta que se disuelva.

Pintar la la superficie de la tarta con el almíbar y poner a enfriar cuando se haya atemperado. Está mucho más rica al día siguiente.

Read Next

Mermelada de fresa

La lista de mermeladas que he preparado con éxito va aumentando y aún tengo pendiente dejar por escrito…

Crema de calabaza de Carabiru

Yo era ultrafan del puré de verduras. Ese superverde con mogollón de calabacín, y espinacas, y sus quesitos……