Muffins de yogur y arándanos rojos

Esta receta es una ligera adaptación de unas “berry yogurt muffins” del libro The Australian Women’s Weekly: madeleines, muffins & more que me ha regalado mi prima B (¡acierto pleno!). La receta original tiene las mismas proporciones que ésta pero una pequeña parte de la harina se sustituye por copos de avena. Las cápsulas que he utilizado son cortesía de Aldery. ♥

En la edición vienen muchísimas recetas tanto de muffins dulces como salados, pastas, galletitas y estoy deseando hacerme con un molde de madeleines para probar el resto de sugerencias. La organización es muy acertada e incluso trae un apartado de trucos y técnicas, tablas de conversión de medidas, índice por ingredientes y un glosario muy completo. Según la portada las recetas están triplemente comprobadas para que sean un éxito cuando las prepares.

Me encanta el libro (gracias mil, B :*). Las recetas son muy sanotas, todos los ingredientes son lo más naturales posibles y huye de los adornos y cremas superfluas. Aparte, las fotografías son magníficas.

Ingredientes para 6 magdalenas medianas:

  • 1 huevo grande
  • 80 g de azúcar moreno
  • 100 g de yogur natural
  • 40 ml (35 g) de aceite de girasol
  • 125 g de harina de repostería
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 60 g de arándanos rojos

Elaboración:

Precalentar el horno a 200 ºC aproximadamente (si tu horno tiene convector pon 180-190) y preparar un molde de magdalenas con cápsulas de papel. Estas magdalenas se preparan en apenas diez minutos.

En un bol mediano batir ligeramente el huevo, el azúcar, el yogur y el aceite. No será necesario batir mucho ni que el huevo espumee. Tamizar la harina mezclada con la levadura sobre la masa líquida y mezclar sólo lo necesario para que se integren todos los ingredientes. Añadir los arándanos rojos o cualquier otra baya.

Repartir la masa entre las cápsulas con una cuchara y llevar la bandeja al horno. Hornear los muffins a la misma temperatura durante 20 minutos o hasta que hayan subido y se hayan dorado ligeramente. Tras sacarlos del horno, dejar enfriar sobre una rejilla. Cuando estén fríos del todo se puede tamizar un poco de azúcar glas por encima.

Es la primera vez que los preparo y tengo que decir que estos muffins han quedado perfectos. Han crecido muy bien en el horno, por dentro son esponjosos, suaves, ligeramente húmedos. La acidez del yogur y los arándanos combinan a la perfección. Seguro que los repito aunque con tantas recetas ricas por preparar puede que tarde un tiempo.

Read Next

Puré de verduras

Me gustan las recetas que se hacen “a sentimiento”. Como las cantidades no vienen impuestas siempre hay lugar…

Biscotti de naranja y café

¿Otra receta de biscotti? ¡Sí! ¿Por qué no? Y todavía me quedan algunas combinaciones más que quiero probar.…