Empanadillas rellenas

He aquí una cena o comida de lo más versátil. ¿Que tienes una merendola con los amigos que es posible que se extienda hasta la cena? El día anterior preparas la masa siguiendo la receta de masa de empanada argentina de Recetas de rechupete, un par de rellenos diferentes que puedes dejar guardados en el frigo y cuando llegue la hora de zampar sólo tienes que estirar la masa, rellenar y al horno.

Éstas han sido un exitazo entre los catadores tanto en la versión de espinacas como la de caballa.

Ingredientes:

Para la masa (el sobrante se puede congelar):

  • 500 g de harina de trigo normal
  • 2 pellizcos de sal
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de leche
  • 150 ml de agua tibia
  • huevo batido para pintar la masa

Para el relleno de espinacas:

  • aceite de oliva virgen extra
  • varios dientes de ajo
  • espinacas en hoja
  • sal
  • queso de cabra

Para el relleno de caballa:

  • aceite de oliva virgen extra
  • cebolla
  • pimiento verde
  • tomate
  • tomate frito
  • lomos de caballa en conserva
  • sal
  • orégano

Elaboración de la masa:

En un bol grande introducir parte de la harina dejando unas 4 cucharadas de harina separadas para ir engordando la masa.
En el centro del bol, con una cuchara hacer un hoyo e introducir la mantequilla troceada y el huevo. Batir con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera para ir mezclando con la harina poco a poco.

Añadir el aceite y la leche. En un vaso de agua tibia disolver la sal. Ir echando poco a poco el agua y seguir removiendo lo que empieza a ser la masa. Debe quedar una masa suave y elástica.

Preparar la zona de amasado. Espolvorear la encimera con harina, sacar la masa del bol y trabajar la masa con las manos durante unos 10 minutos hasta que quede elástica y homogénea. Dar forma de bola e introducirla en un bol huntado con un poco de aceite. Tapar el bol con film transparente e introducirlo en la nevera durante al menos 3 horas. (Yo preparé la masa el día anterior.) Para utilizarla sólo hay que sacar la masa de la nevera 15 minutos antes de empezar a preparar las empanadillas.

Elaboración del relleno de espinacas:

En una sartén dorar los ajos cortados en cuadraditos pequeños. Añadir las hojas de espinaca poco a poco y saltearlas hasta que se ablanden y sofrían. Sazonar y reservar.

Elaboración del relleno de caballa:

Preparar un sofrito con la cebolla, el pimiento verde y el tomate natural cortado todo en dados. (Yo no lo añado todo a la vez sino que mientras que voy picando los ingredientes dejo que el anterior vaya haciéndose, dejando la cebolla más tiempo para que se ablande y comience a dorarse.) Sazonar ligeramente y añadir un poco de tomate frito y la caballa escurrida del aceite que suele traer. Dejar cocinar unos minutos para que se integren todos los sabores. Corregir de sal y especiar con orégano.

Montaje de las empanadillas:

Precalentar el horno a 200 ºC con calor arriba y abajo. Forrar una bandeja con papel sulfurizado.

Una vez ya atemperada la masa, cortarla en cuartos y estirar cada porción con un rodillo sobre la encimera enharinada. (Es importante no amasar de nuevo, sólo estirar, porque si no la masa se volvería elástica.) Con un aro de emplatar o con un bol de borde fino, por ejemplo, ir recortando círculos de masa. Poner el relleno (espinacas con una rodaja de queso de cabra o caballa con verduritas), doblar la empanadilla, sellar (yo hice dos tipos de cierre para diferenciar las de espinacas, que iban marcadas con un tenedor, de las de caballa, que se cerraban con pequeños pliegues) y pintar con huevo batido.

Introducir en el horno y cocer durante unos 20 minutos o hasta que las empanadillas estén doraditas.

PS: Cuando vayáis a dar el primer bocado… ¡Cuidado que queman! 😉

Read Next

Muffins de coco y lima

Por lo que llevo leído, la diferencia más evidente entre magdalenas y muffins es que para conseguir las…