Pan de pita integral

Hoy os traigo una de las muchas recetas que he descubierto a través de Pintxo. Estas pitas semiintegrales receta original de Dan Lepard están de rechupete. En casa las comimos haciendo una especie de pseudofajitas con pollo marinado y mucha verdurita con un toque de salsa picante. Lo guay es que se preparan en poco más de una hora y no tienen ninguna complicación.

Ingredientes para 4 pitas:

  • 150 g de harina de fuerza
  • 100 g de harina integral
  • 1/2 sobre de levadura seca tipo maicena (ó 2,5 g de levadura fresca)
  • 1/2 cucharada de azúcar moreno
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2,5 g de sal final
  • 160 ml de agua templada

Elaboración:

En un bol mezclar todos los ingredientes hasta formar una bola de masa un tanto pegajosa. Enharinar la mesa de trabajo y las manos y amasar añadiendo un poco de harina de fuerza, si fuera necesario, hasta obtener una masa que se despegue de las manos pero resulte ligeramente húmeda.

Dejar reposar la masa 10 minutos y volver a amasar durante un 1 minuto. Repetir este proceso dos veces más. Finalmente, dejar reposar de nuevo la masa 30 minutos.

Dividir en porciones de unos 100 g cada una (4 partes) y hacer bolas que se dejarán reposar unos 10 minutos. Mientras, calentar el horno a 250ºC (el mío alcanza hasta 230 y tiene convector y también las puedo hacer) con una bandeja lisa dentro (o una piedra de hornear si eres cool y tienes cachivaches de panadero), que será sobre la que cozamos los panes. Es importante que el horno esté bien caliente antes de cada hornada.

Estirar las bolas con un rodillo (o con un bote cilíndrico de cristal si sois unos chungos como yo y no tenéis rodillo en casa ;)) dejándolas con un grosor de medio centímetro aproximadamente.

Truquillo : Si vuestro horno es pequeño (como el mío), es mejor hornear las pitas de dos en dos, estirando la masa justo antes de ponerla en la bandeja. Si las cocéis de una en una o pasa un rato, antes de estirar con el rodillo y meter en el horno las siguientes pitas es importante volver a amasar un pelín cada bolita. De esa forma la masa volverá a ser elástica y se inflará adecuadamente al hornearse.

Meter las pitas en el horno y cocer durante 3 ó 5 minutos, hasta se inflen por completo y empiecen a dorarse. Al sacarlas es recomendable dejarlas enfriar sobre una rejilla o sobre un paño de cocina para que no se humedezcan.

Read Next

Muffins hawaianos

El libro de muffins y magdalenas que mi prima B me regaló es todo un filón. Aquí tenéis…