Cazuela de rape con patatas

Me molan los programas de cocina. Dan muchísimas ideas para los platos del día a día, combinar ingredientes, incorporar nuevos sabores en las receta… Ésta es una variante de una receta de rape en salsa con patatas preparada por Eva Arguiñano.

Ingredientes para 2 personas:

  • aceite de oliva
  • 2 cebollas medianas (o cebolletas)
  • pimiento verde (1/2 si es mediano-pequeño, depende del tamaño)
  • 1 rape pequeño (lomos por un lado, espina y cabeza por otro)
  • 1 docena de langostinos (o gambas)
  • agua
  • 5 ó 6 patatas pequeñas
  • un puñadito de guisantes
  • 1 huevo
  • 2 dientes de ajo (que se me olvidaron poner en la foto)
  • perejil picado
  • pimienta negra
  • sal

Elaboración:

El primer paso es realizar un caldo de pescado. Para ello, en una olla pequeña a la que pondremos un poco de aceite de oliva, pochar la cebolla y el pimiento picado en trocitos pequeños (también se puede poner puerro). Sazonar ligeramente y añadir la espina y la cabeza del rape y las cáscaras de los langostinos o las gambas. Rehogar, cubrir con agua y dejar cocer durante 10-15 minutos. Desespumar a medida que se vaya formando espumilla en el caldo mientras hierve. Una vez listo, colar y reservar. (Yo obtuve unos 3/4 de litro de caldo y utilicé algo más de la mitad en esta receta. El resto lo guardé en el congelador para utilizarlo más adelante.)

Mientras hierve el caldo se puede comenzar a preparar la cazuela. Picar la cebolla y ponerla a pochar en la cazuela con un poco de sal hasta que se ablande y empiece a dorarse. Pelar las patatas y rehogarlas junto con la cebolla (si las patatas con grandes, cortar en rodajas gruesas o cascarlas en trozos irregulares). Cubrir con el caldo de pescado y dejar que la patata se cueza (unos 15-20 minutos).

Aparte, en un cazo con agua, cocer el huevo durante unos 10 minutos, de forma que se haya cuajado del todo la clara pero la yema no quede dura. Una vez listo, pelarlo y cortarlo a la mitad.

Limpiar los lomos de rape de la piel y la grasa que puedan tener. Cortarlo en medallones y reservar hasta que la patata esté prácticamente hecha. Añadir el rape, los langostinos y los guisantes a la cazuela. Cocinar unos minutos más. Si la salsa está poco espesa, machacar una de las patatas para que ligue un poco más. Agregar el huevo, apartar del fuego y darle el toque final con un majado de ajo crudo, perejil picado y un toque de pimienta. (Este majado va genial también en otras recetas como el arroz con pescado o las patatas con chocos.)

Read Next

Pan integral con nueces

Si algo funciona… ¿por qué cambiarlo? Misma receta añadiendo nueces tras el primer amasado y semillas de sésamo…

Madeleines de fresa

Tener una afición tan obvia como preparar merendolas ricas tiene la ventaja de que cualquier regalo relacionado con…