Red velvet cheesecake brownie

Hacía tiempo que le ponía ojitos al red velvet pero no terminaba de decidir si hacer una tarta, pastelitos individuales, o alguna variante. Un día no recuerdo cómo llegué al blog Baking Bites y me pareció genial la reinterpretación de la receta original transformándola en un red velvet cheesecake brownie o bizcocho zombie, como lo hemos llamado en casa.

Ingredientes:

Para el brownie terciopelo rojo:

  • 1/2 taza de mantequilla (100 g)
  • 2 onzas de chocolate negro cortado en trozos (60 g)
  • 1 taza de azúcar (yo usé un poco menos, 160 g)
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (5 ml)
  • 1 + 1/2 cucharaditas de colorante alimentario rojo
  • 2/3 de taza de harina común (80 g)
  • 1/4 cucharadita de sal fina

Para la tarta de queso:

  • 8 onzas de queso crema a temperatura ambiente (240 g)
  • 1/3 taza de azúcar (60 g)
  • 1 huevo grande
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

En un cuenco apto para microondas fundir a potencia baja la mantequilla y el chocolate juntos. Remover con una cuchara hasta que quede todo incorporado y dejar reposar unos minutos para que se enfríe.

En un bol, batir juntos ligeramente el azúcar, los huevos, la vainilla y el colorante rojo. Añadir la mezcla de chocolate y remover hasta que quede la masa quede homogénea y de color rojo. Si se quiere un rojo más brillante, añadir 1/2 cucharadita adicional de colorante (aunque usando colorante en gel como hice yo no será necesario). Añadir la harina y la sal al bol y mezclar hasta que todo se haya combinado y no queden trazas de harina.

Precalentar el horno a 180 ºC. Forrar un molde cuadrado de unos 20 cm de lado con papel sulfurizado o engrasarlo ligeramente con mantequilla y harina.

Verter la masa de brownie en el molde y extenderla hasta que quede una capa plana y uniforme. (La textura de esta masa mientras cae en el molde es genial. :D)

Para elaborar la mezcla cheesecake, batir en un bol mediano la crema de queso, el azúcar, el huevo y el extracto de vainilla hasta que la masa sea homogénea. Verter la mezcla sobre la capa del brownie. Para dar un aspecto más interesante al brownie que el que se obtendría poniendo simplemente una capa sobre otra, mezclar suavemente con movimientos envolventes las dos masas con un cuchillo de mantequilla.

Hornear durante 35 ó 40 minutos a 180 ºC (depende un poco de cada horno). El brownie y la tarta de queso estarán listas cuando al insetar un cuchillo o un palillo en la masa salga limpio y los bordes empiecen a dorarse ligeramente.

Dejar enfriar completamente antes de desmoldar y cortar en porciones. El brownie puede servirse a temperatura ambiente o frío y gana mucho tras reposar un rato en la nevera. Este Red Velvet Cheesecake Brownie se conserva durante varios días guardado en el frigorífico estando bien cubierto.

Read Next

Lasaña boloñesa

Ingredientes para la salsa boloñesa: aceite de oliva cebolla pimiento verde zanahoria tomate natural carne picada de cerdo…

Noodles con ternera

Generalmente suelo hacer la compra en un supermercado mediano pero de vez en cuando me doy una vuelta…

Madeleines de fresa

Tener una afición tan obvia como preparar merendolas ricas tiene la ventaja de que cualquier regalo relacionado con…