Muffins de avena con jengibre y naranja

No soy muy fan del jengibre, pero he de reconocer que como condimento en repostería tiene su punto. En galletas queda estupendo así que decidí probarlo en magdalenas. Tengo que buscarlo seco y molido en alguna de las muchas tiendas de especias de Granada, pero si no, siempre está la opción de visitar fruterías con variedad y comprar un tubérculo fresco, que si se guarda en un recipiente hermético, aguanta bastante en el frigorífico.

Ingredientes para media docena de muffins grandes:

  • 120 g de harina de repostería tamizada (1 taza)
  • 60 g de harina integral (1/2 taza)
  • 40 g de copos de avena (1/2 taza)
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
  • 1 cucharada de levadura química (8 g, 1/2 sobre)
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado
  • una pizca de sal fina
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharada de azúcar blanco para decorar
  • 2 huevos
  • 120 g de azúcar moreno (1/2 taza)
  • 125 ml de leche (1/2 taza)
  • 90 g aceite de oliva (1/2 taza)

Ingredientes para las naranjas confitadas para decorar:

  • una naranja pequeña (unos 100 g)
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de agua

Elaboración de las naranjas confitadas:

Como requiere una hora de cocción, puedes preparar primero las naranjas, aunque los muffins pueden tomarse solos.

Limpiar bien la cascara de la naranja y cortar en rodajas o en gajos (esta vez lo he hecho en rodajas, pero para la próxima limpiaré los gajos enteros, sin piel).

En un cazo, poner el azúcar y el agua junto con la rodajas de naranja y cocer a fuego lento, moviendo el cazo de vez en cuando, durante una hora aproximadamente hasta que la naranja estén confitadas y sólo quede un almíbar denso. Sacarlas y dejar escurrir sobre una rejilla.

Si no se utilizan todas, pueden congelarse envueltas en papel film o guardarlas en conserva con el almíbar que se ha formado.

Elaboración de los muffins:

En un bol, mezclar los ingredientes secos (excepto el azúcar): la harina de repostería, la harina integral, los copos de avena, la ralladura de naranja, la levadura en polvo, el jengibre rallado, la sal y la canela, hasta que queden bien ligados.

En otro bol batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y haya aumentado de volumen. Agregar la leche y el aceite y batirlo todo.

En el recipiente donde tenemos los ingredientes secos verter la masa líquida e integrarla suavemente removiendo con una cuchara o paleta, sin batir demasiado, solo lo justo para que queden integradas ambas mezclas. (Si la masa está muy pastosa, agregar más leche.)

Mientras se calienta el horno a 190-200 ºC, dejar reposar la masa y preparar las cápsulas de papel rizado. (Si tienes bandeja para muffins o flaneras metálicas úsalas como molde exterior para evitar que las cápsulas se abran.) Repartir la masa en los moldes llenando unas 3/4 partes de su capacidad (si te ves aventurero y usas moldes metálicos, puedes llenar un poco más). Justo antes de meter los muffins en el horno, espolvorear con azúcar blanco.

Hornear a 190º durante 25 minutos aproximadamente hasta que empiecen a dorarse por encima. Para comprobar que están hechas por dentro, pinchar una magdalena con un palillo y verificar que sale limpio. Tras sacarlas del horno, dejarlas enfriar sobre una rejilla y decorar con las naranjas confitadas.

Read Next

Magdalenas de limón

Pintan ricas, ¿verdad? Pues estas magdalenas tan buenas las ha preparado mi mamá siguiendo una receta similar a…

Mini magdalenas bicolor

Aquí traigo otra variante de las magdalenas infalibles. Sí, sí, ya sé que siempre es la misma receta…