Biscotti

Llevaba mucho tiempo queriendo probar este tipo de galletas. Aprovechando el puente (y el horno) he preparado dos versiones de las recetas de biscotti que Trotamundos da en su estupendo blog gastronómico Food & Cook.

Ingredientes para una docena de pistacho, nueces y pasas:

  • 75 g de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • 130 g de harina
  • 2,5 g de levadura química (1/2 cucharadita)
  • 1 pizca de sal fina
  • 90 g de huevo batido (uno y medio)
  • 30 g de pistachos naturales
  • 30 g de nueces peladas
  • 30 g de pasas

Elaboración:

En un bol poner los dos tipos de azúcar, la harina, la levadura y la sal y remover con una cuchara o un tenedor para que se mezclen entre sí. Añadir la mitad del huevo batido, y batir hasta que quede incorporado. Poner el resto del huevo y volver a batir obteniendo una masa un poco firme aunque bastante pegajosa. Poner los frutos secos y volver a mezclar unos segundos.

Precalentar el horno a 180º. Pasar la masa a una superficie enharinada y moldear con forma rectangular, a modo de rollo, con las manos también con harina para que no se nos pegue. Poner la masa en una bandeja cubierta con papel sulfurizado e introducir en el horno durante 30-40 minutos, hasta que esté ligeramente dorado y firme al tacto.

Sacar la masa del horno y dejar enfriar ligeramente durante unos 10 minutos. Cortar en rodajas de un centímetro y medio aproximadamente. Volver a colocar sobre la bandeja organizando las rebanadas e introducir nuevamente en el horno durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, sacarlas, dar la vuelta a las rebanadas y volver a introducir por la otra cara 10 minutos más.

Retirar del horno y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Ingredientes para una docena de biscotti de chocolate con almendras:

  • 75 g de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • 70 g de harina
  • 2’5 g de levadura química (1/2 cucharadita)
  • 1 pizca de sal fina
  • 20 g de cacao en polvo
  • 90 g de huevo batido (uno y medio)
  • 60 g de chocolate
  • 75 g de almendras

Elaboración:

En un bol poner los dos tipos de azúcar, la harina, la levadura, la sal y el cacao en polvo y remover con una cuchara o un tenedor para que se mezclen entre sí. Añadir la mitad del huevo batido, y mezclar hasta que quede incorporado. Poner el resto del huevo y volver a batir obteniendo una masa un poco firme aunque bastante pegajosa. Rallar el chocolate (o si lo hacéis a lo bruto como yo, en trozos directamente) sobre la mezcla, poner las almendras y volver a mezclar unos segundos.

Precalentar el horno a 180º. Pasar la masa a una superficie enharinada y moldear con forma rectangular, a modo de rollo, con las manos también con harina para que no se nos pegue. Poner la masa en una bandeja cubierta con papel sulfurizado e introducir en el horno durante 30-40 minutos, hasta que esté firme al tacto (éste no veremos si está dorado por ser chocolatoso).

Sacar la masa del horno y dejar enfriar ligeramente durante unos 10 minutos. Cortar en rodajas de un centímetro y medio aproximadamente. Volver a colocar sobre la bandeja organizando las rebanadas e introducir nuevamente en el horno durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sacarlas, dar la vuelta a las rebanadas y volver a introducir por la otra cara 15 minutos más.

Retirar del horno y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Las galletas resultantes son súper crujientes, ideales para tomar con chocolate caliente o con una taza de té.

* Con estas cantidades, la primera hornada de ambos biscotti puede hacerse juntos en la misma bandeja.

Read Next

Biscotti de naranja y café

¿Otra receta de biscotti? ¡Sí! ¿Por qué no? Y todavía me quedan algunas combinaciones más que quiero probar.…