El año pasado me debí portar muuuuy bien porque esta navidad he tenido un montón de regalitos maravillosos. Uno de los que más ilusión me ha hecho ha sido un Kindle donde poder leer infinitos libros y llevar conmigo en los viajes. Para que no sufra en el bolso o la mochila decidí prepararle una funda de fieltro con un toque geométrico.

Es complicado encontrar fieltro grueso por aquí así que jugué a ponerlo doble en cada cara y reforzar el anverso con una lámina de plástico grueso para encuadernar y así proteger la pantalla del Kindle. Para coserlo y bordarlo usé hilo torzal.

Detalles del botón, la presilla de badana y el bordado:

Las puntadas son un poco irregulares porque está cosido a mano pero para ser el primero estoy muy muy contenta con el resultado.

photography wp theme

COMENTARIOS

No hay comentarios.