Uno de mis regalos de navidad fue una caja maravillosa con 100 postales Pantone. Es obvio que me volví loca con ellas, porque les había echado el ojo meses atrás y las añadí a mi lista de “esas cosas geniales que me gustaría tener algún día” (lista muy larga, por cierto). Y me encantan tantísimo que por un lado no quiero deshacerme de ninguna pero por otro ya he enviado por correo dos a dos personas que saben apreciar lo que les mando.

En esta, he hecho que Pantone y Fibonacci se encuentren creando un patrón de girasol con cientos de agujeritos.

photography wp theme

COMENTARIOS

  1. Mar Mol 

    ¡Yo tengo esa maravillosa caja también!

    Pero yo no me he atrevido a tocar ninguna. ¡Tú la has dejado genial!

    • etringita 

      ¡Aaaah! ¡Mola! Oye, pues inspirándome en algo que Diana y yo estamos haciendo con una serie de postales iguales que tenemos ambas, podemos elegir un color y enviárnoslo mutuamente, con algún mensaje o decoración. Así seguiríamos teniéndolo, pero todavía más guay. ¿Qué te parece?
      El otro que yo he enviado ha sido el Pirate Black.