Nada como tener un nuevo miembro en la familia para que la imaginación se dispare con cosas tiernas y suaves. Esta ha sido mi primera incursión en el fieltro y no podía ser de otra forma que con pajarillos. He creado un patrón que interpreta mi pollito pequeñecil y lo lleva a las tres dimensiones.

Ahora mi sobrina Gema tiene en su dormitorio una nidada de tres pollos y un huevo suaves para jugar cuando sea mayor.

photography wp theme

COMENTARIOS

    • etringita 

      Jiji. El huevo es un poco abstracto. Algún día haré un set de verduras y frutas para jugar a las cocinitas. Se ven cosas de fieltro por internet que son una pasada.

      Feliz entrada de año, María Luisa. ¡Un abrazo!

  1. Patri 

    Qué preciosidad! Es una idea estupenda que, además de un juguete superchulo, decora la habitación. Felicidades por el nuevo miembro que viene de camino, ahí me identifico contigo ;)
    Besos!!!

  2. Pingback: Pequeñeces – una caperucita para julia