Hay peticiones a las que una no se puede negar. Si una entusiasta de las tazas y las ranas quiere tener una ilustración tuya en el desayuno, inmediatamente le dices que sí. Irene ya tiene en Valladolid su pequeñez. Espero que le guste.

photography wp theme

COMENTARIOS